top of page
  • Centro para el Bien Común Global

Nayib Bukele cumple su promesa y se inscribe para competir por la presidencia de El Salvador en 2024


JUNIO 26, 2023


El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, inscribió el lunes 26 de junio de 2023 su precandidatura para buscar la reelección en los comicios de febrero de 2024, omitiendo los señalamientos de inconstitucionalidad que él mismo sostuvo en el pasado, según informó el partido oficialista Nuevas Ideas (NI). El vicepresidente Félix Ulloa lo acompañará en la fórmula presidencial. Bukele anunció su intención de reelegirse en septiembre de 2022, un año después de un cambio de criterio de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Con anterioridad a la decisión de los jueces constitucionalistas, que fueron elegidos en un polémico proceso en la Asamblea Legislativa de mayoría oficialista tras destituir a sus antecesores, un presidente salvadoreño que decidiera optar de nuevo a la presidencia de la república debía esperar diez años, a contar desde el último día de su anterior presidencia para intentar volver a acceder al cargo. 

La resolución en la que se ampara el presidente Bukele para optar a la reelección presidencial, señala que, para buscar un nuevo mandato, el presidente debe pedir licencia “seis meses antes del inicio del periodo presidencial”. Es decir, Bukele únicamente gobernaría los primeros seis meses de su quinto año y debería apartarse de la Presidencia en enero de 2024.



Sin embargo, como se ha citado ya en artículos anteriores del autor, distintas fuentes jurídicas de El Salvador han señalado que la reelección de Bukele supondría la violación de varios artículos de la Constitución, como el que señala que la persona que haya ejercido la Presidencia no podrá “continuar en sus funciones ni un día más”.[1]



Bukele ha impulsado en los últimos meses una contundente “guerra contra las pandillas” en virtud de la que ha encarcelado a más de 60.000 presuntos pandilleros y ha tratado de erradicar cualquier rastro que hayan dejado en la sociedad salvadoreña, incluidos mausoleos y tumbas.



A pesar de esta drástica medida, las encuestas publicadas recientemente en el país centroamericano respaldan rotundamente al mandatario y su estrategia de seguridad, e incluso abogan por recrudecer aún más las medidas ya en vigor.


Bukele, que asumió el 1 de junio de 2019 y mantiene un alto nivel de popularidad que no ha bajado del 80 %, ya recibió el apoyo para su reelección de los partidos aliados de su gobierno en la Asamblea Legislativa de El Salvador. 



Sin embargo, el autor ha pedido comprobar nuevamente durante la preparación del presente articulo de análisis la profunda grieta existente en el país entre partidarios y detractores de la decisión del presidente de optar a la reelección: “La gente evalúa muy bien al presidente y al gobierno en general, está bastante demostrado: el 70,8% considera que está haciendo bien las cosas, el 72,6% cree que la imagen del presidente ha mejorado, el 97,7% cree que la violencia ha disminuido y el 81,8% que el régimen de excepción ha ayudado mucho a controlar la delincuencia” [2]



​El autor ha pedido recabar una opinión divergente, lo que corrobora la grieta existente en la población: El abogado Eduardo Escobar de la organización no gubernamental Acción Ciudadana, dijo que Bukele “No tiene derecho a reelegirse, esa es la regla, si lo hace es contrario a la constitución”.[3]



El partido del presidente está postulando al mismo presidente que está ahora en ejercicio del cargo, cuando la constitución dice que está prohibido”, coincidió el abogado Rubén Zamora, un veterano político que dirige la organización civil Resistencia Ciudadana, que busca unificar a la oposición para presentar un candidato en 2024.


 


Conclusión:



El presidente Bukele, y su vicepresidente, Félix Ulloa, ya son precandidatos por el partido Nuevas Ideas para reelegirse en esos mismos cargos en las próximas elecciones que realizará el país en 2024.



Pese a que la simple reelección constituye una violación directa a la Carta Magna del país, la cual prohíbe hasta en 6 artículos distintos que un presidente se reelija para el cargo, Artículos 75, 88,131, 152,154 y 248, Bukele ha hecho caso omiso de la citada prohibición y ya figura como el posible ganador de las elecciones internas de su partido y las del país.



La coyuntura descrita en el presente articulo demuestra lo fundadas que han sido las alertas emitidas por ONG como Cristosal o medios de comunicación como El Faro en los últimos meses en las que que vienen alertando desde tiempo atrás de la perdida de los balances de poder tan necesarios en países que precien llamarse democráticos.


 

Autor:


Diego Lopez Sisniega: 

  • Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra (2008)

  • Máster en Acción Política, Fortalecimiento Institucional y Participación Ciudadana en el Estado de Derecho por la Universidad Francisco de Vitoria (2022)


[1] Articulo 154 de la Constitución de El Salvador de 1983.



[2] conferencia de prensa el vicerrector de proyección social de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), Omar Serrano

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page