top of page
  • Centro para el Bien Común Global

La OTAN en Estados Unidos tras el fin del consenso bipartidista

Pedro Francisco Ramos Josa  

En 1949, la Administración Truman rompió definitivamente con el pasado aislacionista de Estados Unidos, y por primera vez en su historia, unía el destino de su país al de otras naciones con su participación en una alianza de carácter permanente, regional y militar. Desde entonces, las relaciones con sus aliados no han estado exentas de altibajos, pues a las diferencias de gasto en defensa se unen las diferentes concepciones de seguridad y de definición de intereses. Aun así, la relación transatlántica nunca se puso en duda. Pero la ruptura del consenso bipartidista en numerosas cuestiones ha acabado afectando también a la OTAN. La Administración Trump lanzó la voz de alarma para numerosos Gobiernos europeos, pero como veremos a continuación, no solo se trata de un episodio pasajero fruto de un Presidente atípico. El cuestionamiento de la permanencia de Estados Unidos tiene una amplia audiencia en Estados Unidos, a ambos lados del espectro político. Precisamente, de cómo evolucione ese escepticismo hacia la Alianza Atlántica dependerá el papel que ésta desempeñe en el año 2050. (Seguir leyendo 

_____ 

Pedro Francisco Ramos Josa, forma parte del equipo de investigadores del Centro de Seguridad Internacional (CSI) del Instituto de Política Internacional. 

0 visualizaciones

Comments


bottom of page